jueves, 13 de noviembre de 2008

Lecitina de Soya

Siguiendo las recomendaciones del doctor Peter J. D'Adamo, conseguí Lecitina de soya.

Lecitina de soya:
- Emulsifica las grasas permitiendo su transporte y movilización en la sangre.
- Reduce los niveles de colesterol en la sangre.
- Actúa como tonificante cerebral, por su alto contenido de fósforo.
- Auxiliar para personas con disfunciones de la vesícula biliar.
- Coadyuvante para el tratamiento de los desordenes hepáticos.
- Útil en casos de arteriosclerosis, padecimientos cardiovasculares y aún demencia senil (ocasionada por escaso riego sanguíneo del cerebro).
Es una sustancia natural, obtenida del fríjol de soya, formada por un complejo de fosfolípidos, los más comunes en esta mezcla son la fosfatidilcolina y la fosfatidiletanolamina. Es rica en vitaminas A, B, K, E y minerales.
La LECITINA es una clase de lípido (sustancia grasa) que necesitan las células del cuerpo humano. Las membranas celulares que regulan el paso de los nutrientes del exterior al interior de las células, se componen en gran parte de lecitina. La LECITINA actúa como emulsificante de las grasas corporales, debido a que es parcialmente soluble en agua, razón por la que es muy utilizada en la fabricación de todo tipo de alimentos para consumo diario.
Este nutriente ayuda a proteger los órganos y las arterias de la acumulación de grasa, mejora el funcionamiento del cerebro y facilita la absorción de algunas vitaminas del complejo B y de la vitamina A. Promueve la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.
La Lecitina se compone básicamente de ácido linoléico, inositol y colina, siendo esta última una sustancia indispensable para que dentro de nuestro cuerpo se produzca acetilcolina cuya deficiencia está muy relacionada con la presencia de la enfermedad de Alzheimer



Por cierto, uno de mis alumnos es doctor, y un día platicamos de la dieta de tipos de sangre, y él confirmó que conoce gente quien la sigue y se han mejorado y ahora se sienten muy bien. Lo comenté a Henrí y ahora tengo su bendición para hacerla también! jejeje


Ya excluí todo maíz y jitomate para empezar. Nada fácil, les pudo decir, vivimos en el país de MAIZ!.. con las enchiladas, chilaquiles, sopes y quesadillas persiguiéndome todo el día! Pero lo más difícil será el trigo, y combinar nuestras comidas. Soy B y él - O. Bueno, por lo menos nadie es A ;)

4 comentarios:

garbi24 dijo...

Te doy animos para seguir esta dieta ya que todas estas cosas cuestan mucho de seguir i mas si sois de diferente tipo de sangre .
TODO LO QUE SE HACE CON CONVICCION ES POSITIVO .

Costarossa dijo...

Lo intento hace tiempo pero no consigo. Soy una chica criada de dieta de patatas, jajaja, las adoro en toda forma menos crudas. Pero son contraindicadas para mí. Bueno, de vez en cuando me las permito. El otro día me comi un plato de ensaladilla rusa que lleva patatas y jamón y unas patatas fritas con huevos estrellados - todo esto no me bien pero tambien hay que cuidar nuestro bienestar psíquico. Si siguiera la dieta esa, tendría que comer nada más que verduras (no todas), frutas (no todas) y todos los productos de soja. Es casi todo que se me permite. Ya como así más o menos pero cuando salimos, es que no hay nada para mi, hasta ensaladas todas llevan algo que no es permitido. Así que suerte con tu esfuerzo pero no olvides que también la comida debe ser un placer. Te juro que después del plato de patatas fritas que no he comido seguramente en AÑOS estaba de puta madre. :) Es que necesitaba algo guarro y con toneladas de grasa. :)

Durazno chapeado dijo...

Creo que tengo suerte. puedo comer casi cualquier carne, frutas y vegetalesm y lo mas importante, todos productos lácteos! mmmm queeeesooooo!!!!...
Pero no comer pan, maíz, jitomate y pollo es complicado. Es lo que comes todos los días! Sin olvidar las palomitas con caramelo y nachos con queso en cine!!!

Durazno chapeado dijo...

Gracias, Garbi! Ahora tengo mi libro de regreso en mis manos después de prestarlo a una amiga y voy a planear mis comidas para la semana.