domingo, 16 de agosto de 2009

Pequeñas cosas que asombran - Parte 1

Llevo en México más de cuatro años y ya me acostumbré a prácticamente todo aquí aunque algunas cosas me siguen sorprendiendo todavía. Les advierto desde luego que no las veo como algo malo, simplemente las costumbres son diferentes y mi percepción de ellas es parte de un shock cultural que persiste :)

1. Manera de manejar. Les juro que la primera vez que subí en el coche en el D.F. no estaba segura que iba a bajar caminando ó con ayuda de paramédicos, y le prometí a mi diosito santo a comportarme muy muy bien de ahí y adelante. Con el tiempo me acostumbré y me enojo si veo que alguien maneja lento ó sin mucha habilidad. Puede ser que esta es una de las razones que todavía no manejo: no quiero que me griten, insulten y me avienten la lámina. Sorprendentemente, la cantidad de accidentes viales es MUY baja!

2. La cantidad de comida. Sólo al regresar a Rusia de visita pude apreciar que tanto más come la gente aquí... Una comida corrida normal consiste de plato de arroz, sopa, plato fuerte, postre y agua de sabor. Y todo se acompaña con tortilla ó pan (ó los dos, si gustan ;) ).

3. El tráfico. Mucha gente llega a las oficinas por allí de las 7-7.30 de la mañana (ó antes y se quedan a dormir en su coche) y se van a las 8-10pm - para evitar el tráfico. Si la distancia entre la casa y la oficina es de 20 minutos sin tráfico, con ese, te puedes tardar horas y horas. Tiene sentido esperar en la seguridad de la oficina y llegar a casa a la misma hora que si hubieras salido a las 7pm! Y ahora, ya no se nota la diferencia entre las temporadas de escuela y vacaciones, - cada vez se pone peor. O! el tráfico de la Ciudad de México merece una historia aparte...
Para alguien quien solía vivir a máximo 25 min del trabajo es incomprensible!

4. La cantidad de horas trabajo. Admito, que muchos me lo confesaron que durante el día no se esfuerzan demasiado y empiezan a trabajar en serio un poco antes de la hora de la salida oficial, y entonces se quedan hasta tarde. Otra razón para este fenómeno es que muchos jefes son adictos al trabajo y esperan lo mismo de sus empleados. En las entrevistas de trabajo la gente de recursos humanos sólo mencionan la hora de entrada, y tal vez, el horario de comida, pero la hora de salida, casi nunca.

5. El comedor. tal vez es algo raro mencionar, pero cada casa y cada departamento tienen espacio para un comedor y cada familia tiene su mesa de comedor para 6 ó 8 personas. Los rusos no nos acostumbramos a tener más que un pequeño antecomedor en la cocina y un mesa plegable que se saca para cuando llegan los invitados.

Es hora de parar para hoy. Que tengan un buen lunes!

3 comentarios:

garbi24 dijo...

Curioso siempre es la diferencia de habitos en la sdiferentes ciudades del mundo . Lo del trafico horroroso tiene que ser

Durazno chapeado dijo...

la verdad es que lo del trabajo es peculiar del D.F. - en otras partes del país la vida es mucho más relajada.
Y el tráfico, pues no tan malo como en la Índia por ejemplo :)

andrea!!! dijo...

hayyyy amooo el Df XD aunque no vaya mucho,la verdad es q si tienes razon la vida en provincia es mucho mas tranquila aun en MTY o guadalajara es mas tranquilo, pero el df tiene sus encantos si que sii,,, me encantan las calles aledañas entre el zocalo y bellas artes,,, me encantannn simplementeee me facinan